Proyecto de interiorismo y rehabilitación de una casa en el barrio de Gràcia

Este es un proyecto en el cual se reformó por completo una casa dividida en 3 plantas, donde se ubican 140m2 de vivienda, 67m2 de sótano i 98m2 de jardín, en la calle de Maurici Serrahima de Barcelona.

Inicialmente la casa se encontraba en buen estado y prácticamente con todo lo necesario para entrar a vivir. No obstante, los clientes que la acaban de comprar querían renovar la vivienda por completo, principalmente para cambiar la distribución de algunas de las estancias, adaptándola a sus necesidades, y cambiar la decoración a los gustos personales de la pareja (con dos hijos). Además querían rehabilitar la fachada y reformar el patio interior.

Sandra González fué la responsable de este proyecto de interiorismo y rehabilitación. A continuación queremos compartir algunos de los detalles de esta reforma integral.

Empezando el recorrido por la zona de día, hay que destacar que la distribución se encuentra en dos niveles. En la parte inferior, la más espaciosa y con acceso directo al jardín, se ubicó la zona de estar y el comedor, y en la parte superior la cocina y un pequeño aseo para el uso de día. Antiguamente la ubicación de estas dos principales estancias se encontraba al revés y las dimensiones de estas también eran diferentes, ya que bajo la zona de la actual cocina se encuentra el parquing, el cual tenía una altura poco práctica. Así pues y para una mayor comodidad para la pareja se modificó el forjado subiéndolo, y se aprovechó para alargar estas dimensiones y crear un espacio de cocina mucho más amplio y cómodo.

Para la cocina, se optó por un cómodo diseño en forma de L con armarios lacados destinados al almacenamiento y para ocultar los electrodomésticos. También se reservó un espacio para ubicar una zona comedor para el día a día de la familia.

La zona que alberga el salón y el comedor presenta un techo alto con bóveda catalana con acabado tipo industrial, y a nivel decorativo predominan los colores claros. Se consiguió un contraste cromático gracias a los tonos oscuros de las escaleras y sofás, y a los colores más llamativos presentes en algunos elementos decorativos (cuadros, accesorios, cortinas y alfombras). Destacar la librería que llega hasta el techo y la escalera móvil para poder llegar a los estantes altos. Y por último, añadir que desde el salón se accede al patio que alberga una zona de comedor y un jardín.

En la primera planta encontramos la zona de noche, con dos habitaciones y un dormitorio tipo suite. En este caso también se optó por la combinación de colores neutros y se aprovechó el máximo espacio para instalar armarios para el almacenamiento, tanto en el interior de las estancias como en el pasillo, en el cual se creó una zona de almacenaje común para todos .

A diferencia de la zona de día, para el pavimento se utilizó un parquet laminado imitando al roble clásico que le da a esta zona un aire más cálido. Cabe destacar el amplio baño de la zona suite, al que se accede por dos grandes puertas correderas tipo panel y en el que tenemos luz natural en el techo a través de una claravoya ya exsitente en la finca. En esta planta también se reformó un segundo baño con una estética similar a la del baño suite, pero ubicada cerca de las dos habitaciones para los más pequeños de la casa.

Standal | Barcelona - Madrid - Ibiza

Diseño y ejecución de proyectos